Fiesta Graduación PROMOCIÓN 15/16

Scroll
Fiesta Graduación PROMOCIÓN 15/16

El acto oficial se celebró en el Auditorio tras el cual hubo un delicioso lunch y música a cargo de un DJ. La fiesta fué un exito y todos disfrutaron de este día tan especial. Desde el colegio queremos felicitar a todo el alumnado que han completado su trayectoria en el colegio y desearles ¡muchisima suerte en su nueva etapa!

 

DISCURSO DEL DIRECTOR (JOHN PHILLIPS):

“Life must be lived forwards but can only be understood backwards.”

A medida que Oliver Sacks el prestigioso neurólogo clínico, autor e invitado de honor esta tarde, fallecido hace ya un año, se adentraba cada vez más en la vejez, la senectud, hacía cada vez más eso: miraba hacia atrás para entender lo que había sido su vida, mientras que divisaba el futuro, queriendo disfrutar del placer de la vida, del placer de sentirse vivo.

Entre 2013 y 2015 publicó en the New York Times cuatro artículos que versaban y que hablaban sobre su presente, y también sobre su pasado y su futuro. En el primero, le vemos a punto de cumplir 80 años, atónito de encontrarse en edad tan avanzada. Escribe, “Eighty! I can hardly believe it. I often feel that life is about to begin, only to realise it is almost over.”“¡Ochenta! Casi no me lo puedo creer. A menudo tengo la impresión de que la vida está a punto de comenzar, solo para comprender que está a punto de terminar.” Su consternación e inmensa sorpresa de encontrarse frente a una muerte que intuye inminente es, quizás, mayor, teniendo en cuenta que todavía tiene la costumbre de nadar kilometro y medio a diario y que muchos días todavía se levanta con una energía desbordante, con ansias de ampliar aún más sus considerables conocimientos, con ansias de aprovechar el día y también de solo sentir el plácido discurrir del tiempo, sin grandes ocupaciones, de hacer el perezoso, de saborear la vida sin apremios y sin obligaciones. En una vida larga, intensa y rica, llena de experiencias personales y profesionales de la más diversa índole, recuerda un accidente que tuvo mientras que practicaba escalada en solitario, cuando sufrió una caída y se rompió una pierna. Según avanzan las horas, mientras que se arrastra con los brazos, después de haber entablillada la pierna, siente el peligro e, incluso, empieza a sentir la presencia cercana de la muerte: se le echa la noche encima y comienza a bajar vertiginosamente la temperatura en medio de un paraje, desconocido para él, de Noruega. Lo que le vienen a la cabeza son recuerdos, buenos y malos. La mayoría de ellos despiertan en él gratitud, gratitud por lo que otros le han dado, y gratitud, también, por haber podido corresponder. La gratitud le invade de nuevo, a punto de cumplir 80 años, gratitud por haber mantenido un diálogo con el mundo —frase favorita suya— y gratitud también por estar en un punto de la vida que le aleja de las urgencias y las exigencias de lo inmediato, que le proporciona una perspectiva privilegiada sobre la vida y el mundo.